26 Nov 2018

¿Qué es y en qué consiste?

La globalización y las nuevas tecnologías han hecho que las empresas adopten la transformación digital. Esto consiste en incorporar las nuevas tecnologías y procesos digitales en las diferentes áreas de una empresa. Permitiendo de esta manera aumentar la eficiencia dentro de la organización.

Para adoptar esta transformación no existe una sola función o aplicación que te permita convertir tu negocio en un negocio 3.0, sino que es la aplicación de diferentes procesos que se deben ir implementando para llegar al objetivo esperado.

Mesa de trabajo con distintas herramientas

Hay que tener cuidado con los términos que se están utilizando actualmente y que pueden llevar a confusiones como son “Digitization”, “Digitalización” y “Transformación digital” (digital transformation)

La “Digitization” consiste en pasar a un formato digital mejorando de esta forma lo que ya estaba establecido, automatizando las tareas que se llevan dentro de la organización. Pudiendo resolver una cadena de tareas o gestionar el proceso para realizar todos los flujos del proceso. Esto es un primer paso, pero no llega a ser una transformación digital.

El proceso de “Digitalización” hace referencia al uso de ciertas tecnologías aplicadas a los procesos con el objetivo de aumentar la eficiencia, la productividad y la rentabilidad para llegar a satisfacer al cliente en su experiencia digital. En conclusión, esta aplicación de las tecnologías permite optimizar los resultados de la empresa.

Finalmente, la “Transformación digital” requiere una reinvención de la organización, originando nuevos negocios de la mano de la tecnología. No solo es la automatización de los procesos, sino que va más allá creando nuevos productos y ofreciendo nuevos servicios. Todo ello requiere una organización dentro de la cadena de suministros, el flujo de trabajo, las habilidades de los empleados y las interacciones con los clientes.

Los 7 retos de la transformación digital

Esta transformación es una necesidad de adaptación y hay que trabajar ciertos aspectos para planificar la estrategia. No es fácil dar el paso y empezar, pero estos 7 pasos pueden ser de gran utilidad a la hora de querer iniciarse.

  1. Diagnóstico: El primer paso antes de ponerse en marcha en la transformación digital es realizar un diagnóstico de nuestro entorno. Analizar el funcionamiento de los procesos y cesando los procesos obsoletos.

 

  1. Las personas: El equipo es un pilar fuerte que sostiene la empresa, es por ello que se deberá mostrar los beneficios de este cambio. Ofreciendo formación y apostando por el conocimiento y el talento.

 

  1. La comunicación: Es fundamental comunicar la actividad de la empresa a través de diferentes canales. Esto aportara valor y ayudara en el proceso de descubrimiento.

 

  1. Inversión tecnológica: Esta es una inversión a medio plazo. Hoy en día el mundo de la tecnología avanza a pasos agigantados por lo que será necesario estar informado de avances y nuevas técnicas que nos ayudaran en nuestro proceso de transformación.

 

  1. La nube: Uno de los procesos por los que uno debe pasar es la migración de los datos a la nube. Localizando así toda nuestra información sin preocuparse por el almacenamiento. Además, nos ofrecerá una serie de ventajas como la seguridad, la rapidez en el trabajo e información en tiempo real.

 

  1. Big data: El big data es una herramienta que nos posibilita la medición de valores. Permitiéndonos recoger la información, analizarla y dar salida para mejorar nuestros procesos. Accediendo a públicos a los que no habíamos llegado.

 

  1. Enfoque global: Durante el proceso de trasformación tendremos que ir mirando la evolución y tener cierta amplitud de miras. Teniendo un entendimiento profundo y mejorando la experiencia del cliente.

Ordenador y engranaje

Los datos impulsan la transformación digital

Tal y como comentábamos antes los datos son uno de los procesos dentro de la transformación digital. Son una parte fundamental. Permitiendo impulsar la innovación, la eficiencia, optimizando los canales de venta y los ingresos. Los datos estructurados ayudan a las empresas a generar información sobre el entorno que les rodea. Esta mayor percepción del entorno optimiza las estrategias, ayudando a encontrar nuevas oportunidades.

El big data permite predecir las tendencias de los consumidores dando una oportunidad a las organizaciones de saber lo que quieren sus clientes. Las empresas que estén encima obtendrán un mayor beneficio a largo plazo. Esto debe verse como una oportunidad para las empresas. Es un cambio cultural que se centra en el análisis.

Deja un comentario